Qué es la ignifugación

que es la ignifugación contra fuego

La ignifugación es una técnica de protección contra el fuego planteada para el sector industrial. Gracias a la ignifugación las estructuras y materiales industriales aumentan su resistencia al calor y toleran mejor el fuego. Con este tipo de tratamiento se consigue reducir la inflamación de algunos elementos y la velocidad de propagación de las llamas en caso de un incendio, cuestión que es clave para salvar vidas y para la seguridad general. 

El principal objetivo de la ignifugación es disminuir la capacidad de combustión. De esta forma, es más sencillo reaccionar ante el fuego. Aunque reduce la capacidad de combustión, esta técnica no consigue que el material tratado sea incombustible al 100%. 

El riesgo de incendio siempre está presente en algunos lugares concretos, como son los edificios e industrias. El nivel de propagación del fuego en estas ubicaciones dependerá de muchos factores como la estructura, la ventilación y los materiales de construcción. 

Algunos materiales de construcción tienen una serie de características destacadas por su protección pasiva contra el fuego. La legislación en materia de incendios se guía por la protección de la vida de las personas, así como la protección de la estructura del edificio. Por este motivo, es necesario contar con un modelo de estructura eficiente para combatir posibles incendios.  

Proceso de Ignifugación

El proceso de ignifugación es un tratamiento industrial llevado a cabo sobre materiales para mejorar su comportamiento frente al fuego. Con este proceso no se consigue la incombustibilidad del material, pero si se disminuye la inflamabilidad del mismo y la velocidad de propagación de las llamas

Las empresas que desarrollen el proceso de ignifugación deben respetar una serie de normativas. En cuanto a la gestión de calidad deben basarse en la norma ISO 9001, que determina la gestión del riesgo, la satisfacción del cliente y la capacidad de proveer productos y servicios. 

Sobre la gestión del medio ambiente deben respetar la normativa UNE-EN-ISO 14001, un estándar internacional que describe los procedimientos internos de una empresa que afectan al medio ambiente. Por último, cualquier empresa que aplique ignifugación tiene que cumplir la regulación ISO 4500 que refleja el sistema de gestión de la prevención de riesgos laborales. 

En definitiva, la ignifugación permite reducir la combustión de un material ante el fuego. Además, es importante aclarar que debido al uso, al tratamiento higiénico, los efectos climáticos y ambientales, el recubrimiento de ignifugación irá desapareciendo sobre el material tratado. Por este motivo, es importante un buen mantenimiento y repetir el tratamiento para mantener intactos sus efectos.

Principales Métodos de Ignifugación

Tras conocer qué es exactamente la ignifugación, se deben definir cuáles son sus principales métodos, que son tres principalmente:

  • Se puede ejercer una transformación molecular del material durante el proceso de fabricación. 
  • Incorporar al material aditivos inhibidores del fuego durante el proceso de fabricación. 
  • Aplicar recubrimientos sobre el material acabado, como puede ser pintura ignífuga. 

En el caso de los recubrimientos, estos irán desapareciendo con el paso del tiempo, por este motivo, se deberá repetir el tratamiento cada cierto tiempo. Asimismo, es importante informarse sobre el envejecimiento acelerado de algunos materiales de ignifugación, para garantizar la seguridad y estabilidad del proceso. 

Antes de aplicar cualquier método de ignifugación es importante que los edificios o industrias cuenten con técnicas de protección pasiva. Todas las técnicas de protección pasiva contra incendios impiden y retrasan su propagación. Además facilitan su extinción y minimizan las consecuencias.

Técnicas de Ignifugación

De forma habitual se suelen utilizar las siguientes técnicas de ignifugación:

Pintura Ignífuga

El objetivo de la aplicación de pintura ignífuga es evitar que el fuego queme la estructura o se propague rápidamente. Pretende prevenir la iniciación del fuego y favorece la extinción del mismo. Este tipo de material se aplica mediante pulverización de alta presión o bien con medios manuales sobre las estructuras determinadas. 

Barniz Ignífugo

Los barnices ignífugos sirven para proteger las estructuras de madera. Generalmente, este tipo de barnices tienen como base agua y son muy resistentes a productos de limpieza doméstica y químicos. También son muy resistentes a las obstrucciones naturales de la madera. No tiene olor ni color. 

Para emplear barniz primero hay que lijar la madera y remover el producto original. Seguidamente se extiende la brocha o el rodillo sobre la superficie. Si se realiza con una pistola las boquillas deben ser finas. Por otro lado, no es recomendable barnizar las superficies de madera con una humedad ambiental superior al 80%. 

Mortero Ignífugo

Los morteros aislantes son una mezcla de conglomerantes y aditivos. Esta unión genera propiedades aislantes. El conglomerado puede ser cemento, cal, yeso, resina sintética o varias mezclas entre ellos. Esta mezcla se suele utilizar para mejorar la reacción de las construcciones ante el fuego y de los elementos de la edificación. 

La barrera cortafuegos con mortero ignífugo también puede tener una base de lana de roca, perlas de EPS, vermiculita y perlita. Todos los morteros se sustentan bajo minerales y se pueden aplicar sobre estructuras metálicas y de hormigón. 

Pintura Ablativa

Para proteger las estructuras de hormigón se aplican pinturas ablativas, ya que proporcionan estabilidad y resistencia a la estructura. La pintura ablativa es una especie de pasta que suele estar sobre forjados, techos, losas, muros, vigas y piales. Además, se puede expandir mediante una máquina de pulverización y manualmente con una brocha o rodillo. La superficie debe ser firme y estar completamente limpia y seca. Este material es estable a la luz solar, pero tras su acabado se tiene que proteger con una capa si queda a la intemperie.

¿Necesitas un trabajo de ignifugación? Igesur

En Igesur tenemos las soluciones técnicas para aplicar los diferentes tipos de ignifugación, diferenciando entre pintura, barnices o morteros ignífugos. Nuestro equipo cuenta con un sistema de  gestión y organización basado en las certificaciones ISO. Nuestro objetivo es lograr la satisfacción del cliente en todos los aspectos del proyecto profesional. 

Nos diferenciamos por contar con un equipo técnico repleto de profesionales cualificados, formado por ingenieros industriales, arquitectos y arquitectos técnicos que acompañan al cliente en todo el proceso del proyecto. 

Confía en nosotros para instalar un sistema de ignifugación en tu empresa o edificio. Si necesitas más información, no dudes en contactar con nosotros. Resolvemos todas tus dudas sin compromisos. 

Call Now Button Ir arriba
Abrir chat
¿Podemos ayudarte?
¿Podemos ayudarte?