Barreras Cortafuegos

Las barreras cortafuegos son sistemas de protección pasiva contra el fuego cuyo objetivo principal es la protección de los bienes de los vecinos del inmueble donde se produce el incendio.

En la seguridad contra incendios de un edificio hay un concepto que es muy importante y es el de sector de incendios.

Un sector de incendios es un espacio de un edificio compartimentado y delimitado mediante elementos constructivos resistentes al fuego con el objetivo de que en caso de producirse un incendio en un sector no se propague al resto de sectores de incendio ya sean del mismo edificio o de edificios colindantes.

Las barreras cortafuegos son uno de esos elementos compartimentadores que evitan en caso de incendios que el fuego se propague a los bienes inmuebles colindantes.

  • Barrera cortafuegos con malla nervometal y mortero ignífugo.
  • Barreras con placas rígidas de fibrosilicatos.
  • Barrera cortafuegos con malla nervometal con mortero ignífugo en base a lana de roca.
  • Barreras cortafuegos con malla nervometal con mortero ignífugo en base a perlita vermiculita.
  • Barreras con placas rígidas de fibrosilicato.
  • Barreras con placas de cartón-yeso.
  • resistencia térmica
  • durabilidad
  • estabilidad dimensional
  • prestaciones acústicas
  • reacción al fuego

Por tanto, al seleccionar un material tenemos que fijarnos en sus propiedades. Éstas deben estar reflejadas en la documentación que el fabricante nos proporciona mediante las fichas técnicas de cada producto. Estas fichas nos informan de:

SISTEMAS DE BARRERAS CORTAFUEGOS

BARRERA NERVOMETAL Y MORTERO

El sistema de protección pasiva barrera cortafuegos mediante malla nervometal y mortero ignífugo consiste en un sistema independiente de la cubierta y de la estructura principal, anclado mediante estructura auxiliar autoportante fijada a la pared a la cual se fija la malla nervometal a la distancia dictada por la normativa para su posterior proyección con mortero ignífugo.

Este sistema simple y de fácil ejecución se utiliza para la sectorización de las edificaciones industriales con las naves vecinas o bien dentro del mismo edificio para separar diferentes sectores de incendios.

PROTECCIÓN NERVOMETAL Y MORTERO IGNÍFUGO DE LANA MINERAL

Las barreras cortafuegos formadas por malla metálica nervometal y mortero ignífugo pueden proyectarse con dos tipos de mortero ignífugo.

Uno de ellos es mortero de lana de roca que es mortero compuesto por partículas de lanas minerales de roca basáltica, aglomerantes hidráulicos inorgánicos y aditivos anti polvo.

El mortero de lana de roca se aplica mediante una máquina neumática que realiza la mezcla del producto con agua en la pistola de proyección y se proyecta contra la malla metálica previamente colocada dejando el espesor necesario para la resistencia que debe cumplir la barrera cortafuegos a ejecutar.

PROTECCIÓN NERVOMETAL Y MORTERO IGNÍFUGO DE PERLITA Y VERMICULITA

Otro de los materiales para ejecutar las barreras cortafuegos de malla metálica y mortero ignífugo es el mortero de vermiculita.

El mortero de perlita y vermiculita es un mortero seco de grano fino compuesto de perlita, una roca volcánica que conserva sus propiedades a altas temperaturas y de vermiculita que es un mineral de estructura laminada que al alcanzar las altas temperaturas se expande aumentando su volumen.

PLACAS IGNÍFUGAS

Las barreras cortafuegos también pueden realizarse mediante placas ignífugas colocadas por una estructura auxiliar autoportante que se fija a la pared, quedando un sistema independiente de la cubierta y de su estructura.

Se utilizan estas placas en vez de malla metálica y mortero cuando se necesita un acabado fino y cuando el acceso a la zona de trabajo es complicado y no se puede acceder con la maquinaria necesaria.

Estas placas pueden ser de fibrosilicatos o de carton-yeso.

PLACAS DE FIBROSILICATO

Las placas de fibrosilicatos son paneles compuestos por silicatos cálcicos reforzados con fibras inorgánicas resistentes al fuego.

Estas placas aguantan hasta los 1200⁰C sin perder sus propiedades físicas y mecánicas para proteger del fuego en caso de incendio.

Son de acabado liso blanco y llegan hasta resistencias de 120 minutos.

PLACA DE CARTÓN-YESO

Las placas de cartón-yeso son paneles compuestos por un alma de yeso y recubiertos de láminas de fibra de vidrio incombustible que le da rigidez y estabilidad para aplicaciones en altura.

Estas placas son las conocidas placas rosas de cartón-yeso o placas RF que se utilizan para la sectorización de los edificios y a diferencia con las placas de fibrosilicato tienen un peso ligero lo que hace su instalación más fácil de ejecutar.

Según la resistencia requerida existen sistemas con una o dos placas, existiendo ensayos para cualquier resistencia requerida.

5/5 - (22 votos)
Ir arriba
Abrir chat
1
¿Podemos ayudarte?
¿Podemos ayudarte?