PREPARACIÓN DE PAVIMENTOS Y HORMIGÓN PULIDO

La propiedad principal a tener en cuenta para evitar posibles defectos en el pavimento continuo es la adherencia entre este y el suelo. Deberemos valorar el estado, su contenido de humedad y la naturaleza del soporte, el tipo de pavimento continuo que vamos a emplear y sus requerimientos de uso.

Inspecciones preliminares del suelo

En general, el área a pintar debe estar limpia, seca y a una temperatura mayor o igual a 12 ºC, para asegurar un buen resultado. Si no hay seguridad de que un agente de curado u otro tipo de pintura o tratamiento está presente en el suelo, los siguientes dos test, pueden ser llevados a cabo, para confirmarlo.

1) Deposita unas gotas de agua en tres o cuatro zonas del suelo. Si el agua es absorbida, probablemente no hay ningún producto en el suelo, y el proceso de preparación de superficie puede comenzar. Sin embargo, si el agua forma gotas como en una superficie encerada, esto puede indicar la presencia de un agente de curado o pintura, que debe ser removido por medios mecánicos o químicos.

2) Deposite unas gotas de ácido clorhídrico concentrado (salfuman) en el suelo. Si el ácido “hierve”, no hay ningún agente de curado ó pintura.

Estar siempre alerta por cualquier contaminación aérea o superficial, que pueden dar lugar a problemas tales como, cráter, etc. 

Comprobación de la humedad en suelos

El hormigón no es la masa dura, densa e impermeable que tendemos a imaginar que es. Es un material mineral, poroso, con sales minerales, y lleno de pequeñas cavidades y canales. Estos sirven para la migración de fluidos y vapores a través del material.

La migración es debida a fuerzas físicas, las cuales trabajan para alcanzar el equilibrio de temperatura, humedad, concentración o presión hidrostática.

Por otra parte, las sales disueltas en el agua que migra forman silicatos de calcio/potasio (es una típica reacción álcali-sílice) relativamente grandes, hasta alcanzar la superficie del hormigón.

Estos materiales, si se interpone una membrana, pueden alcanzar presiones que ningún recubrimiento de pintura (continuo) puede resistir sin desprenderse o ampollarse.

Por lo tanto, los suelos de hormigón deben ser examinados para determinar la presencia de humedad.

Pida presupuesto a través de nuestro formulario de solicitud.
Le ofrecemos una forma rápida y cómoda de obtener su presupuesto.